¡SÍGUEME!

Buscar este blog

10 abr. 2011

Torrijas de leche al aroma de anís

La torrija o torreja aparece ya documentada en el siglo XV, citada por Juan del Encina: «miel y muchos huevos para hazer torrejas», al parecer como plato indicado para la recuperación de parturientas. Las primeras recetas se remontan al Libro de Cozina de Domingo Hernández de Maceras (1607) y Arte de cozina, pastelería, vizcochería y conserveríade Francisco Martínez Motiño (1611). La torrija era a comienzos de siglo XX muy habitual en las tabernas de Madrid y se servía con vasos de vino (chatos).

Su asociación a la cuaresma se debe tal vez a la necesidad de aprovechamiento de pan, que, durante el tiempo en que no se podía comer carne, era por ello menos consumido, aunque las familias elaboraban la misma cantidad. La torrija por su aspecto emula un pedazo de carne que durante la cuaresma está prohibido comer según la tradición católica.



Hoy en día es un dulce típico de las celebraciones de Cuaresma y Semana Santa en España y varias partes en México; como Zacatecas. Consiste en una rebanada de pan (habitualmente de varios días) que es empapada en leche o vino y, tras ser rebozada en huevo, es frita en una sartén con aceite; finalmente, se aromatiza, a gusto, con diversos ingredientes: canela o algún licor, y se endulza con miel, almíbar o azúcar.

Nosotros hoy las hemos hecho aprovechando pan de molde que nos sobraba y aromatizando con un poquito de anís y una piel de naranja... vamos allá!!

Ingredientes
Un par de vasos de leche ( o más según cantidad)
Un trozo de piel de naranja
un vaso de chupito de anís
Pan de molde 
2 huevos
aceite de girasol para freír
azúcar para rebozar


Elaboración

1- Batimos los huevos y reservamos
2- Ponemos la leche junto con la piel de naranja y el vaso de anís a hervir. Una vez de el primer hervor, reservar.



3- Cortamos las rebanadas de pan de molde por la mitad y las pasamos por la leche , después por el huevo y freímos en aceite de girasol hasta que estén doraditas.





4- Finalmente rebozamos en azúcar.



Son así de fáciles y nos os podéis imaginar lo ricas que están!! Probarlas y querréis más!!

1 comentario:

  1. Madre mía que ricas! Yo las probé de vino y también están muy buenas

    ResponderEliminar

¿Os gusta? Leo todos los comentarios.. me encanta saber vuestra opinion! Gracias!